sanguinas y cretas

Sanguinas y carboncillos.

Carboncillo, grafitos, sanguinas y cretas

Los Materiales.

Las sanguinas al igual que los carboncillos son materiales muy versátiles que ofrecen una gran facilidad de rectificado, se borran con un simple paño, y poseen una maravillosa capacidad expresiva. Por esta razón son perfectos para realizar apuntes rápidos y estudios del claroscuro.

Todos comenzamos dibujando sobre nuestros tableros, sosteniendo esa pieza de carbón entre nuestros dedos para terminar con las manos completamente negras y una hoja de papel «kraft» que no había por donde pillarla. Bueno, así fue mi primera experiencia con el carboncillo, el primer día no me pareció gran cosa. El tiempo y el trabajo diario me enseñarían a respetarlo y tomar conciencia de su verdadero valor entre los materiales. Mi primera experiencia fue algo desastrosa, pero creo que la de mis compañeros no distó mucho de la mía.

También podemos encontrar el carboncillo en polvo al igual que el grafito, en ambos casos de aplica sobre el papel con un paño suave creando así una mancha uniforme desde donde comenzaremos nuestro trabajo.

El carboncillo molido es mezclado con diferentes aglutinantes para la fabricación de barras de carboncillo de mayor dureza y opacidad. Son muy útiles para perfilar y lograr texturas, pero has de saber que los trazos son mucho más difíciles de borrar.

En definitiva, dibujar con carboncillo nos permite la ejecución de bocetos y croquis de gran expresividad, y también nos permite la ejecución de un gran trabajo final combinando otros materiales afines como: los grafitos, las sanguinas, las sepias y las cretas. La técnica seca del carboncillo no dejará de sorprenderte cuanto más profundices en ella.

Los carboncillos.

Para la fabricación de los carboncillos se realiza previamente una selección de ramas sin nudos generalmente de sauce, nogal, encina, o abedul que se incineran en un proceso de combustión con oxigeno reducido para evitar así que arda y se destruya. El material resultante es una barra de carbón suave y blanda, que, a diferencia de las barras de grafito o de carbón prensado no tiene escala de dureza y su tono es siempre el mismo. Las variaciones en el tamaño de su diámetro no se traducen en variaciones de la intensidad de su color.

El trazo de los carboncillos es de color negro intenso y sin brillo, en esto se diferencia del grafito por su aspecto de color grisáceo y el ligero brillo metálico que refleja al depositarse sobre el papel.

Carboncillos comprimidos y grafitos en barra.

Otro formato en el que encontraremos los carboncillos es: el carboncillo comprimido. En este caso se trata del carboncillo molido y mezclado posteriormente con un aglutinante para la fabricación de barras o  lápices de carbón. Estas barras o lápices de carbón tienen un comportamiento similar al pastel y son muy útiles para perfilar o realizar texturas.

En ambos casos ya se trate de barras de carbón comprimido o de grafito, estas barras están numeradas y responden con su numeración a diferentes dureza y opacidad.

Sanguinas, sepias y cretas.

Las sanguinas se utilizan en el desarrollo de bocetos, en estudio de claroscuro y también en trabajos finales, ofreciéndonos una mayor valoración en la escala de tonalidades hecho que nos permite enriquecer los volúmenes de nuestro trabajo obteniendo con ello trabajos de gran belleza.

Las sanguinas se presentan generalmente en barras o lápices. En el caso de las barras son cuadradas y en todos los casos las sanguinas están fabricadas a partir de una mezcla de oxido de hierro con un aglutinante. Las tonalidades obtenidas mediante esta mezcla van desde el rojo oscuro a un violeta oscuro. Conté es la marca francesa que las comercializo en sus orígenes, aunque hoy se pueden encontrar sanguinas de muchas otras marcas.

De la misma naturaleza encontramos los tonos sepias que se presentan en los mismos formatos que las sanguinas y están fabricadas a partir de pigmento de tierras y oxido de hierro. El nombre atribuido a este material deriva de la similitud de su color con el color de la tinta de la sepia usada para plumilla.

Las cretas denominadas así en su origen por el uso en su fabricación de materia caliza procedente del cretácico, hoy en desuso como material para su fabricacióm. Su gama cromática oscila de los grises oscuros, intermedios y blancos.

Todos estos materiales se suelen utilizar conjuntamente con los carboncillos con la finalidad de la realización de trabajos mucho más sofisticados, ricos en matices y atractivos.

Grafitos acuarelables.

El grafito acuarelable es un formato nos acompaña en el mercado desde hace relativamente unos años. Se utiliza de la misma manera que utilizaríamos unas sencillas acuarelas, humedeciendo las pastillas de grafito con un pincel para acuarelas y aplicando con el pincel el grafito húmedo sobre el papel. De esta manera se pueden lograr un gran número de tonos en la escala de grises.

Recientemente llegaron al mercado las pastillas de grafito acuarelable de la mano de Artgraf, un fabricante sito en Portugal que aporta como novedad los colores propios de las sanguinas, los sepias y las cretas a este nuevo formato.

Faber Castell ofrece un producto acuarelable para el formato en lápiz, similar a los lápices de colores acuarelables pero en este caso en grafito.

En ambos casos se trata de un producto fácil de utilizar y que puede resultar útil en la realización de bocetos y croquis, aportando con el toque de la acuarela una nueva nota de frescura a tus dibujos.

Lápices de grafito.

Los lápices de grafito son probablemente el formato más popular con el que aproximarse al dibujo. Los lápices de grafito para dibujo artístico están numerados dependiendo de su dureza.

Los lápices de grafito siguen una nomenclatura internacional que otorga una H para los de mayor dureza, HB para una dureza media y B para los lápices más blandos, siendo los 8B los lápices más blandos y de mayor opacidad.

Algunas marcas presentan numeraciones mayores al 8B pero son muy pocos los que logran ver alguna diferencia entre en 8B y un 9B, 10B o 14B.

Lápices mecánicos o portaminas.

Son muchos los dibujantes que gustan de los portaminas o lápices mecánicos por la comodidad que ofrecen a la hora de trabajar. Dado que podemos utilizar minas de grafito de diferentes calibres sin estar pendientes del continuo afilado de nuestros lápices.

Son limpios y prácticos a la hora de trabajar y personalmente gusto más de los formatos para barras de 5,6mm.

Sets de dibujo carboncillos, grafito y sanguinas.

Si te decides a trabajar con carboncillos o grafitos, o si gustas de probar a combinar carboncillo, sanguinas, sepias y cretas, aquí te dejo una selección de algunas presentaciones que combinan todos estos materiales para esta estupenda técnica seca.

Pastel blanco.

Aunque no conviene abusar de ellos, los blancos nos ayudan a dar esos pequeños toque de brillos de los cuales es mejor no abusar pero que aportan esa pequeña gran diferencia a los trabajos.

También son muy utilizado sobre soportes negros u oscuros mezclados con otros colores al pastel seco, sanguinas, o cretas. No es extraño ver trabajos monocromos realizados únicamente con diferentes tonos de blanco logrados con materiales más o menos grasos y de diferentes durezas.

Mi recomendación es que los uses con moderación. 

Esta web utiliza cookies, puede ver aquí la Política de Cookies